Letter from our Pastor

 

Dear brothers and sisters in Christ,

As we celebrate Labor Day, it gives us an opportunity to reflect on the reality of work not only as means to get a livelihood but as a ministry and as mission; and so we pray that God may continue to bless all those who currently have a job, and we pray for all those who are in search of a job that the Lord may enlighten them on the way and bestow on them the blessing they are looking for.

Work in our parish happens through our ministry: the service with which each parishioner contributes to manifest the Kingdom of God in our midst. To affirm us and strengthen us in our commitment to service, we conduct our Annual Stewardship Commitment Renewal Campaign in this month of September. For the past 16 years, we have taken this time to reflect and to take action on what is to be a disciple of Christ.  How can we say yes to Christ’s invitation to follow him daily? Stewardship gives us the answer by inviting us to administer according to God’s will our Time, Talents and Treasure. When we do this, the portion of these three elements that belongs to God is given freely, joyfully and promptly. And we see our families and our lives take a different tone in which justice and peace reign, and hope and generosity go hand in hand providing joy and serenity for us.

Of the four pillars of Stewardship: Hospitality, Formation, Service and Prayer, this year’s pillar is “Prayer”. Perhaps we need more guidance on how to pray, perhaps we need to make a stronger commitment to pray with our loved ones daily, perhaps we need to learn how powerful is our prayer of intercession and how to practice it. Perhaps we just want to pray more of feel closer to God when we do. Through celebrating the Pillar of Prayer we are supported in reaching these goals and fulfilling these desires and needs.  It is truly an opportunity  for us to continue to grow in discipleship, to grow closer and closer to Jesus and to  what He wants of us to continue to build the Kingdom of God in our midst. Therefore, I invite you all to truly take full advantage of this campaign, to reflect and recommit ourselves to serve Christ, to say yes to Him with our Time, Talent and Treasure. All registered families will receive a Stewardship manual delivered to  their homes to remind us of what Stewardship is and how to make or renew your commitment of Time, Talent and Treasure.

Humility and generosity are the themes in today’s Gospel: not to expect the places of honor and attention, but to humble ourselves before others, with the assurance that God will exalt us in His presence. The spirit of Stewardship, of discipleship, helps us to practice these teachings more faithfully.

Your servant in Christ, Rev. José Bautista, JCL, Pastor

 

___________________

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

 Al celebrar el Día del Trabajo, esto nos da la oportunidad de reflexionar sobre la realidad del trabajo no solo como un medio para ganarse la vida sino como un ministerio y una misión; y entonces oramos para que Dios continúe bendiciendo a todos aquellos que actualmente tienen un trabajo, y oramos por todos aquellos que están buscando un trabajo para que el Señor los ilumine en el camino y les otorgue la bendición que están buscando. .

 El trabajo en nuestra parroquia sucede a través de nuestro ministerio: el servicio con el que cada feligrés contribuye para manifestar el Reino de Dios en medio de nosotros. Para afirmarnos y fortalecernos en nuestro compromiso de servicio, llevamos a cabo nuestra Campaña Anual de Renovación del Compromiso de Corresponsabilidad en este mes de septiembre. Durante los últimos 16 años, hemos aprovechado este tiempo para reflexionar y actuar sobre lo que es ser un discípulo de Cristo. ¿Cómo podemos decir sí a la invitación de Cristo de seguirlo a diario? Las corresponsabilidades nos dan la respuesta invitándonos a administrar según la voluntad de Dios nuestro Tiempo, Talentos y Tesoro. Cuando hacemos esto, la porción de estos tres elementos que pertenece a Dios se da de manera libre, alegre y rápida. Y vemos que nuestras familias y nuestras vidas toman un tono diferente en el que reinan la justicia y la paz, y la esperanza y la generosidad van de la mano y nos brindan alegría y serenidad.

 De los cuatro pilares de la Corresponsabilidad: Hospitalidad, Formación, Servicio y Oración, el pilar de este año es la “Oración”. Quizás necesitemos más orientación sobre cómo orar, quizás necesitemos un compromiso más fuerte para rezar con nuestros seres queridos a diario, quizás necesitemos aprender cuán poderosa es nuestra oración de intercesión y cómo practicarla. Quizás solo queremos orar más para sentirnos más cerca de Dios cuando lo hacemos. A través de la celebración del Pilar de Oración, somos apoyados para alcanzar estos objetivos y cumplir con estos deseos y necesidades. Es realmente una oportunidad para nosotros continuar creciendo en discipulado, y acercarnos más y más a Jesús y a lo que Él quiere de nosotros para continuar construyendo el Reino de Dios en nuestro medio. Por lo tanto, los invito a todos a aprovechar al máximo esta campaña, a reflexionar y volver a comprometernos a servir a Cristo, a decirle sí con nuestro Tiempo, Talento y Tesoro. Todas las familias registradas recibirán un manual de Stewardship entregado en sus hogares para recordarnos qué es la Corresponsabilidad y cómo hacer o renovar su compromiso de Tiempo, Talento y Tesoro.

 La humildad y la generosidad son los temas del Evangelio de hoy: no esperar los lugares de honor y atención, sino humillarnos ante los demás, con la seguridad de que Dios nos exaltará en su presencia. El espíritu de mayordomía, de discipulado, nos ayuda a practicar estas enseñanzas con más fidelidad.

Su siervo en Cristo, Rev. José Bautista, JCL, Párroco.